martes, 29 de septiembre de 2009

CARICIAS LASCIVAS




Te había dicho que hoy sería una noche especial. La venda cubría tus ojos y estaba terminando de atar tus manos.
Quedabas vulnerable para mis planes, mis más sediciosas intenciones. Seguramente tu creíste que aquello sería lo tan especial de la noche, pero había más. Comencé a rozarte con la yema de los dedos mientras muy en silencio, entraban dos amigas que había traído.
Desnudas ellas, hermosas se acercaron y comenzaron a rozarte también ellas con sus dedos, casi flotando, tocándote sin tocarte.
Al principio no percibiste que había demasiadas manos recorriéndote, pero luego te diste cuenta, una pícara sonrisa se esbozo en tu rostro y algunos nervios se dejaron ver, pero inmediatamente y sin decir palabra te entregaste sumisa a la situación.
María, una de mis invitadas, comenzó a bajar por tus piernas mientras que Laura, la otra invitada a la fiesta te daba ya pequeños mordiscos en los labios. Yo por lo pronto, continuaba con mis manos, recorriéndote cada centímetro...
Tu excitación incrementaba cada vez más, tu respiración se aceleraba y nosotros no te dábamos tregua.
María comenzó luego a subir por tus piernas... llegando a las rodillas y abriéndotelas de par en par. Allí quedo expuesto tu sexo, abierto, húmedo, dispuesto! María siguió subiendo por la parte interior de la pierna hasta llegar a tu néctar, a tu centro y comenzar a comerte aquel coñito hermoso que esperaba como flor abierta al Sol.
Laura mientras, besaba tus pechos y yo hacía lo mismo, entrelazando nuestras lenguas en tus pezones... jugando entre nosotros con las manos y rozando nuestros cuerpos contra ti.
Tu jadeo se hacía cada vez más veloz y más entrecortado.
Luego de varios largos minutos de irte devorando de a poquito, ellas te pusieron boca abajo, con tus piernas abiertas y yo totalmente excitado y enardecido, te comencé a penetrar por detrás. Despacio, suavemente. dándole tiempo al cuerpo y a cada milímetro de mi pene, que entraba sutilmente en ti.
María se colocó detrás de mi y comenzó a saborearme, primero con pequeños mordisquitos en las nalgas y luego besándome los testículos, mientras yo te penetraba. Laura llevo algunos de sus dedos para tu vagina y siguió estimulándote...
Aquello era una mezcla de cuerpos, sudor, y placer.
Tu sumisa aun, sin poder defenderte, sin poder tocarnos, expuesta simplemente a recibir todo, a llenarte en placer y gozo.
El andar aceleró el ritmo, mis embestidas eran cada vez más marcadas y tu ano estaba ya totalmente dilatado.
Laura se colocó debajo y comenzó a penetrarte con su lengua por delante. María frotaba sus pechos firmes como dos cerros en la llanura. Me tocaban, te tocaba, las sentías. Tu no soportabas más, tus gemidos eran fuertes, tu cuerpo estaba al limite. Yo no podía más tampoco mi pulso iba a mil, mi pene estaba como una roca entrando y saliendo recorriendo todo su largo, entrando y saliendo con todo placer.
María que ya se ayudaba con sus dedos y su lengua. Laura que te aprisionaba los pechos, besaba tus pezones duros, extasiados!
Y allí en un ronco gemido, explotaste, tu cuerpo tembló de placer por algunos minutos. Al instante casi, mi volcán hizo erupción, tu bañando tu espalda de blanco líquido caliente.
Mi corazón palpitaba en mi pene, que seguía erguido. María lo tomo con sus manos, y mientras me masturbaba como para exprimir el último jugo de mi esencia me la chupaba. Laura, en cambio, tumbándote, te recorría la espalda con su lengua. Jugando y besando cada rincón de ella donde hubiera salpicado. Sedienta, lujuriosa.
Luego de unos minutos en que el pulso se fue recobrando, María y Laura se retiraron.
Quedamos los dos solos, desnudos y recién allí te desaté y te quité la venda.
Nunca las viste, no sabes como eran, pero las sentistes de la mejor manera.
Aquella noche, la deberíamos de repetir.


Publicado por: Chejuan
chejuan@hotmail.es

8 comentarios:

  1. Que decir ante esto!!! una escena perfecta de pasion y deseo...me ha gustado mucho Chejuan...besitos con pasion

    ResponderEliminar
  2. jejej... si si... debería de repetirse! ;)

    ResponderEliminar
  3. no se si compartir cama con su amado y dos mujeres más sea algo que ella quisiese repetir por más placer que sienta le cause.

    ResponderEliminar
  4. Me has puesto muy muy caliente con este relato, ummmm!! Es francamente bueno, tanto como el resto de tu blog, mi enhorabuena. Recibe un beso dulce, húmedo, cálido y lascivo...

    ResponderEliminar
  5. hola me llamo Tipex, y nos gustaria que participaras en el proyecto que estamos comenzando, en la creacion de un blog, de dar a conocer blogs, con la calidez y calidad del tuyo, en los que se haran comentarios en referencia a tu manera de escribir, atentamente TIPEX,
    http://corazonsimple.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. que ricoooooo ...... uff

    ResponderEliminar
  7. me encanto ese relato uff .. este es mi correo agreguenme ... aafrodita_2008@hot

    ResponderEliminar