martes, 23 de febrero de 2010

DÉJATE LLEVAR




Sentí como su cuerpo se aproximaba a la cama.
Mi respiración cada vez estaba mas agitada, en verdad deseaba sentirle dentro de mi.
Llevaba tiempo deseándole y aunque le amaba, nunca dije nada, era mi secreto, nuestro secreto, porque él tambien lo deseaba, aunque él sabía que no podría ser, pero esa noche algo me decía que ocurriría, y me dejé llevar.
Sentí el calor de su cuerpo pegado al mío, y mi sexo comenzó a contraerse, sintiéndome húmeda en mi interior.
Su sexo rozaba mis caderas, y al incorporarme rozó mi vulva y sentí que todo en mí, se removía, en un intento de saciar ese deseo que me embargaba.
Me sujetó entre sus piernas y con manos ávidas recorrió todo mi cuerpo.
Su lengua viajó lentamente por todos los recovecos, hasta llegar al culpable de esa locura que se apoderaba de mi.
Jugó con mi sexo, moviendo su lengua de una manera fabulosa, haciéndome estallar de placer.
Nos besamos apasionadamente, como nunca antes me besaron.
Jugué con su miembro mientras él me observaba excitandose cada vez mas al verme en esa situación.

Después sin dejar de mirarme a los ojos, me agarró tumbandome, mientras tranquilamente me abría las piernas, yo me dejaba hacer, no retirabamos nuestras miradas en ningún momento, esa miarada excitante, de deseo, me besó y posó delicadamente su miembro dentro de mi, cabalgamos sin miedo a que acabara.
Mi cuerpo se sentía al fin satisfecho por haber conseguido lo que tanto tiempo había deseado, lo que tanto tiempo deseabamos, porque se que en el fondo él lo deseaba tanto como yo.
Los gemidos se hacían cada vez mas salvajes, estábamos desesperadamente entregados, como si no hubiera una segunda vez y hubiera que aprovechar al máximo.

Una oleada de placer nos atravesó como un rayo, dejándonos desfallecidos.
Mi cuerpo quedó entre sus brazos al amparo de sus besos que me hacían sentir la mujer mas dichosa.

Me dejé hacer, a veces el amor es así, aún sabiendo que este amor no tendrá futuro, aceptamos, por al menos conseguir unos momentos inolvidables.
Y es lo que me llevo conmigo.

Volveremos a vernos, volveremos a sentirnos, y se que tu sientes por mí, mas de lo que intentas aparentar, porque tus besos lo dicen, tus miradas, tus palabras, todo en ti, ese brillo de tus ojos cuando estamos juntos.
Te conozco, lo sabes, y no me puedes engañar.

Alberto, es mucho tiempo conociendonos y compartiendo sentimientos, palabras... deseos.

Sabes que te espero en Primavera.

Nos dejaremos llevar.


10 comentarios:

  1. ¡Hola Verónika!

    Cuando amor en tant pasión.

    MIGUEL

    ResponderEliminar
  2. Baila descalza sobre la arena,
    deja que tus pies se cubran de espuma,
    que el sol te seduzca dorando tu piel,
    permítele al viento que acaricie tu pelo,
    sonríe y juega con él...
    Amanteceres

    Recien empezadas mis Vacaciones vengo a dejarte un beso desde mis Amanteceres,
    ¡¡FELIZ VERANO!!

    ResponderEliminar
  3. Saltando de blog en blog doy con el tuyo y me quedo a saludarte. Cuanta pasión,placer y deseo destilan tus palabras.

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado el artículo y la foto muy apropiada...

    ResponderEliminar
  5. Me encantó este blog y por eso les quiero recomendar este LIBRO REVELACION DEL AÑO, cuenta todas las experiencias sexuales de una joven, la señorita Belart detalladas en su "Diario" más íntimo. Sensualmente exxxcitante!!!
    http://espanol.free-ebooks.net/best-seller

    ResponderEliminar
  6. Buen dia a todos, pasaba por aquí para invitarlos a que visiten mi web Lo más Privee , gracias de antemano.

    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  7. Buenos días,
    en http://www.caprichoyplacer.es/ podréis comprar juguetes eróticos para realizar vuestras fantasías.
    Es un sexshop barato pero con la máxima calidad de sus artículos pues solo trabaja con primeras marcas.
    Visitarlo, merece la pena

    ResponderEliminar